Los de Sarandí lo ganaron gracias a un cabezazo de Ramiro Carrera, cerca de los 38 minutos del complemento. El Viaducto no obtuvó diferencias en el césped, aunque Estudiantes ofreció un poco de ayuda, al regalar el empate y en el segundo tiempo no tuvo profundidad. El Titán se inició en el club Pincha Rata, y seguro que no le habrá gustado el festejo de su futbolista.

Carrera nació en Tolosa, ciudad muy cercana a La Plata, el jugador había confesado ser hincha de Gimnasia. Hasta el momento había conquistado cinco goles en 40 partidos en la máxima categoría del fútbol argentino. Hoy lo festejó más que nunca, frente al Pincha sacudió sus brazos sobre el pecho para cargar al rival, la típica señal de «pecho frío».

El joven volante ingresó por Báez a los 7 minutos del segundo tiempo, cuando el partido se encontraba bastante friccionado, definió de cabeza, ya es una conocida especialidad del Arse de Martín Palermo, además es parte del legado de Gustavo Alfaro en el Viaducto.

El partido contó con una breve dosis de intensidad en el primer tiempo, los de La Plata impusieron la capacidad individual de sus jugadores, entre otras cosas la movilidad de gil Romero y las corridas de Cerutti. Pero esa imagen Platense se desvaneció en el período final. Ya sin profundidad, sintió la ausencia de Juan Sebastián Verón, y Román Martínez estuvo bastante impreciso. Mientras, Arsenal, de conocida paciencia, no fue muy novedoso: apostó a la contra y a la pelota parada.

El equipo dirigido por Pellegrino se puso en ventaja a los 35m de la etapa inicial por medio de Carrillo, pero Zelaya un minuto después lo empataría y Carrera lo termino de dar vuelta para el triunfo de los conducidos por Palermo por 2 a 1.

El público en el Viaducto todavía pareció afectado por la muerte del emblema y fundador de la entidad, Julio Grondona, en su memoria se realizó un minuto de silencio antes del arranque del partido.

Damian Rosito

ARVE Error: no id set

ARVE Error: no id set

ARVE Error: no id set