El cuidado de la salud va más allá de verse bien. Lo importante radica en sentirse bien, en estar en óptimas condiciones médicas, llevar una vida sana, que incluya una alimentación balanceada.

En ese afán del día a día, las personas han aumentado su interés por estar a gusto con su cuerpo. A raíz de eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una fórmula básica que ayuda a las personas a conocer su índice de masa corporal (IMC), y así determinar si está bien de peso o, por el contrario, debería empezar a tomar medidas.

La operación consiste en dividir su peso actual entre su estatura elevada al cuadrado. La Organización Mundial de la Salud calcula que una persona con peso saludable tiene un índice de masa corporal entre 18.5 y 24.9.

Entonces, al obtener el resultado de esta operación se puede conocer si tiene el IMC adecuado. Las personas que se encuentren por debajo de 18.5 tienen un peso bajo. También podría estar por encima del resultado adecuado, 24.9, y de ser así se consideraría sobrepeso. Si dado caso llegara a superar los 30 se trataría de obesidad.“Para mí, medir el porcentaje de grasa y el porcentaje de masa muscular es vital para hacer una evaluación más precisa. Muchas personas con peso alto, pero bajos niveles de grasa tienen un estado de salud óptima, mientras que muchas personas, cuyo IMC se encuentra en rangos “normales” tienen niveles de grasa muy altos”, explicó la nutricionista Carolina Arias.

A esta fórmula se la suma que las personas pueden regular lo que consumen en sus alimentos. Por lo que explican que las mujeres deben tener un consumo diario alrededor de las 2000 calorías, y los hombres pueden alcanzar los 2500.

Para la nutricionista, lo ideal es empezar a cuidarse. “ Lo que podemos hacer es tomar el control de nuestra propia salud. Empezar a leer, investigar y aprender la naturaleza del cuerpo”, expresó la experta, ya que para ella, enfatiza, los problemas radican en la abundancia de alimentos y entretenimiento, y la escasez de nutrientes y actividad física.

Carolina Arias da algunas recomendaciones fáciles para empezar a despertar ese cuidado por la salud que deben tener las personas, sin importar la edad que tenga. “Cuatro litros de agua diarios, 4-5 porciones de comida en el día, proteína en cada ingesta y ejercicio diario de 20 a 45 minutos son ideales para empezar a cuidarnos”, finalizó.