La señal de televisión deportiva confirmó esta semana un acuerdo con Media Pro, los propietarios de la señal que transmite las carreras de F1, donde se detalla que sólo la mitad de los eventos podrán ser vistos en vivo. Esto generó enojos en varios de los fanáticos de Latinoamérica.

Finalmente Fox Sports pudo asegurar el contrato para retransmitir la máxima categoría automovilística el año que viene. Sin embargo, las transmisiones serán parciales, debido a que sólo la mitad de las carreras se verán en vivo, mientras que las otras se podrán ver en diferido y a modo de highlights, es decir, en resúmenes cortos.

Obviamente esto provocó el enojo de gran parte de los fanáticos. Es que no sólo una gran parte de los eventos no se podrán ver en el momento y en la comodidad de la TV, sino que además no se conoce el canal por el que serán emitidos. Hoy en día Fox Sports pasa las carreras en su canal principal en las señales SD y HD, mientras que las pruebas de entrenamientos son transmitidas por su canal Premium, Fox Sports 3. Al parecer los fanáticos deberán contratar ese canal Premium, puesto que Fox “común” no transmitiría las carreras del domingo.

Por lo pronto, los directivos del medio expresaron su alegría de poder contar con la F1 por varios años más: “Estamos satisfechos de haber llegado a un acuerdo para renovar la propiedad (de los derechos) que son históricos para nosotros, especialmente sabiendo la pasión de los fanáticos de Latinoamérica por la Fórmula 1”.

“Este acuerdo nos permite consolidarnos en cuanto a contenido de carreras de coches en los canales de Fox Sports en la región y reforzar la programación ofrecida por Fox Sports 3, que se ha convertido en el destino de las carreras”, concluyó Carlos Martínez presidente de Fox Sports Latinoamérica.