El Fiscal Pollicita requirió la instrucción del expediente ante el juzgado de Daniel Rafecas, cubierto transitoriamente por Sebastián Ramos, y decidió iniciar la investigación contra la Presidenta, el canciller Héctor Timerman, los dirigentes Luis D’ Elía y Fernando Esteche y el diputado Andrés Larroque.

A todos ellos, Nisman los había acusado de encubrir a Irán al intentar separarlo de responsabilidad en el atentado a la AMIA que en 1994 dejó 85 muertos.

En el escrito, el fiscal reclamó una batería de medidas que no incluyen pedidos de indagatoria para los acusados, que sí había pedido Nisman.

También se ordenó el secreto de sumario y la desgrabación de las 5.000 horas de escuchas que hizo el titular de la UFI-AMIA en su investigación. Será el juzgado el que determine quién realizará esa tarea.