La internacionalmente conocida cancha de Boca Juniors, a partir del próximo domingo, dará un puntapié primordial en cuanto a la salud de los hinchas.

Durante la tarde del martes, se realizó una conferencia como presentación del proyecto, en la cual participaron Guillermo Bortman, director del departamento médico del club; Enzo Pagani, presidente de Boca Social, y Pedro Lylyk, a cargo de la Fundación Eneri. Los mismos contaron cada detalle del nuevo servicio a disposición de los socios.

Las instalaciones «Xeneizes» hace nueve años se mantienen cardioprotegido, ahora reforzará su asistencia médica, cuando se juegue ante Defensa y Justicia; y cada vez que lo haga en condición de local. A disposición de los concurrentes estará un camión angiotomógrafo con sus respectivos especialistas, ubicado en el playón de estacionamiento.

“Es fundamental el tratamiento al instante de la persona que sufre alguna de estas afecciones”, explicó Pagani. A lo que Bortman agregó: “La idea es atender a los pacientes lo más rápido posible, para que los 45.000 espectadores, más los empleados y los deportistas tengan atención, diagnóstico y traslado inmediato.

La cuestión médica en Boca es una cuestión de Estado y si bien no se ve el trabajo, con todo esto se ganan campeonatos muy importantes: nada menos que salvar vidas”. Por su parte, antes de cerrar el diálogo, Lylyk reflejó: “Si demoramos en el diagnóstico, las neuronas se van a morir en el camino y, de ahí, la importancia de esta iniciativa de Boca que ojalá se pueda replicar en todos los clubes”.