El equipo del Chapara Retegui superó a bávaros por 4-3 en el Cenard, al igual que el año pasado en el Mundial y el Champions Trophy. Ahora quedaron primeros a falta de un partido del final de la fase de grupos en la ronda semifinal de la Liga Mundial.

Los locales jugaron un muy buen primer cuarto, capitalizando la posesión en el arco al tomar ventaja de dos por el gol de córner corto de Pedro Ibarra y el penal de Juan Gilardi, todo eso antes del primer descanso.

Pero los bicampeones olímpicos recuperaron la bocha y con jugadas veloces agarraron descubiertos a los argentinos, llegando al empate con goles a los 21 y 24 minutos.

El segundo tiempo tuvo a los albicelestes mejor posiciones, pero sin poder entrar al círculo pese a que rara vez el control lo tenían los rivales, quienes por el contrario no tenían problema en hacer trabajar al arquero Juan Vivaldi.

Fue recién en el último periodo cuando volvieron a conseguir los córner cortos, que valieron dos goles de Gonzalo Peillat, el último sobre la hora luego del nuevo empate alemán, que llegó solo un minuto después del quinto gol.

Argentina tiene punta ideal, asegurándose terminar entre los mejores dos. La clasificación a cuartos de final estaba asegurada desde el triunfo de anoche sobre Canadá. El martes a las 20hs enfrentarán a España, que hoy ganó su primer partido sobre Austria, que ya está eliminado. Su rival el jueves en la siguiente ronda será Japón o Corea del Sur.