Pese a denunciar condiciones “inhumanas”, la dirigente jujeña Milagro Sala cumple su detención en la Unidad Penal de Mujeres en una celda con baño privado, agua caliente, calefactor, mantas y hasta una televisión con DVD.

Así lo reveló un informe difundido por la Secretaría de Derechos Humanos jujeña, que incluye fotografías del lugar completamente acondicionado para su comodidad.

El pasado lunes, su abogado, Luis Paz, afirmó que la dirigente kirchnerista  permanecía encarcelada sin agua caliente ni abrigo, en el marco de «una clara venganza por parte del Ejecutivo provincial», situación de irregularidad que, si bien fue desmentida por la máxima autoridad del penal, nuevamente fue expuesta ayer por un grupo de internas que emitieron una carta al respecto.

Sin embargo, el informe y las fotografías revelan que Sala cuenta con agua caliente, varias mantas, calefactor, televisión y baño privado, lo que coincide con lo dicho por el jefe del Servicio Penitenciario, Rubén Tejerina, quien había echado por tierra las «inconsistentes» denuncias.

«Son adecuadas las condiciones de vida y atención en el penal. La señora está en muy buenas condiciones», aseguró la secretaria provincial de Derechos Humanos, Susana Haquim, en un comunicado de prensa.

La funcionaria agregó en la declaración que «Sala tiene todas las comodidades» y que se constató que, en la celda que comparte con otras tres personas.

En tanto, el Servicio Penitenciario de Jujuy precisó que, además del abrigo suministrado por ese organismo, en el caso de Sala se pidió ingresar un colchón, un calefactor y ropa de abrigo, requerimiento al cual accedieron inmediatamente las autoridades penitenciaras.

penal1