El conjunto paraguayo cayó en el Centenario de Montevideo ante Defensor Sporting por 1-0, pero como había ganado en la ida por 2-0, obtuvo el pasaje a la máxima instancia por primera vez en su historia. Ahora, espera al ganador de la otra semifinal entre San Lorenzo (5) y Bolívar (0).

Nacional de Paraguay se transformó en el primer finalista de la Copa Libertadores 2014, tras resistir con uñas y dientes el 2-0 de ventaja que se había llevado de Asunción para Montevideo. Defensor Sporting dejó todo y ganó 1-0 (gol de Adrián Luna) ante su gente, pero no le alcanzó debido a la gran tarea del arquero argentino Ignacio Don. Los guaraníes deberán esperar hasta mañana para conocer el rival, que saldrá de la otra semifinal entre San Lorenzo (5) y Bolívar (0).

Desde el inicio, tanto Defensor como Nacional mostraron sus argumentos. Los locales buscando de todas las maneras posibles conseguir el tanto tempranero que le permitiera ilusionarse con dar vuelta la historia y la “Academia” volcado en su propio campo aferrándose al cero en su arco. Los “Violetas” jugaron casi toda la primera etapa cerca del área guaraní, sin embargo solo inquietaron con un cabezazo de Malvino, que se fue cerca del palo izquierdo el Don.

En el complemento el desarrollo siguió por el mismo camino, Defensor atacando sin demasiadas ideas pero con mucho empuje llegó a ponerse en ventaja a los 15’ gracias a Adrián Luna, empalmando la pelota de zurda tras un buen centro desde la derecha y dejando sin efecto la estirada del arquero.

A partir de ese momento, Nacional fue un frontón que respondió con seguridad cada embate del conjunto uruguayo, que a base de centros martillo una y otra vez las puertas del gol. Cuando fallaron los defensores guaraníes apareció el arquero argentino Ignacio Don para cerrar las puertas del arco visitante y acercar a su equipo a la final.

La suerte también jugó a favor de la “Academia” sobre el final. Faltado un minuto, todo Defensor en el área, el guardameta Don sale mal, la pelota queda a merced de un “Violeta” que remata y el travesaño devuelve la ilusión de llegar al empate.

Fue victoria para Defensor pero clasificación histórica para Nacional de Paraguay, que jugará por primera vez en su historia la final de la Copa Libertadores. La incógnita es a quien enfrentará en la máxima instancia, si a San Lorenzo o Bolívar (el conjunto de Bauza ganó la ida por 5-0), aunque en cualquiera de los dos casos deberá primero jugar en Asunción (6/8) y luego definir fuera de casa (13/8).

ARVE Error: no id set