El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que no se dejará intimidar por el grupo extremista Estado Islámico (EI) y llamó a crear una coalición internacional para «destruir y degradar» a esa milicia. La propuesta encontró aceptación entre sus socios europeos.

“Repulsión es lo que siente el mundo tras conocer que un segundo periodista estadounidense, Steven Joel Sotloff, fue decapitado por los yihadistas”, afirmó el presidente de Estados Unidosayer desde Estonia. Poco antes, la Casa Blanca había confirmado la autenticidad del vídeo que registró el horrendo acto de violencia contra el periodista de 31 años.

En uno de sus mensajes más duros contra el Estado Islámico, Obama lanzó un aviso contundente para aquellos que “amenacen” a EE UU: “No nos vamos a olvidar ni nos van a intimidar. Haremos justicia”, prometió. “Para ello -prosigue- es importante tener una estrategia regional y llevar a cabo ataques desde el aire», que hasta ahora han sido algo más de un centenar en Irak.

Tras las críticas recibidas en su país al reconocer la semana pasada que carecía de una estrategia militar similar para Siria, el mandatario respondió que sus objetivos son muy claros y que para llevarlos adelante necesitan el respaldo del Congreso, de los estadounidenses y de los aliados internacionales para que esto no sea un esfuerzo individual.

“Estados Unidos seguirá liderando un esfuerzo regional e internacional contra el tipo de visión bárbara y, en último término, vacía que representa el Estado Islámico”, señaló. Este esfuerzo “va a llegar algún tiempo -enfatizó Obama- pero vamos a lograrlo. Me siento muy seguro de ello”.

Karen Milessi