En una nueva fecha de la liga de futbol americano más importante, son dos las franquicias que se destacan del resto. En la NFC, Arizona lidera el oeste con un récord de 6-1, igual al de Denver, que hace lo propio en la AFC también en el oeste de la Conferencia Americana.

Con ocho semanas de NFL, llegamos a la mitad de la temporada regular. Como dijimos la última vez, algunas franquicias comienzan a definir su suerte de cara a la postemporada. Esos son los casos de varios equipos que poseen récords con 6 victorias. Los mejores, hasta la fecha, son Denver y Arizona, que sólo cayeron derrotados una vez.

Los Broncos, líderes de la general en la AFC, derrotaron a los Chargers de San Diego por 35-21 y sin sufrir sobresaltos. Del lado de Arizona, debieron enfrentar a Philadelphia, uno de los animadores de la NFC este. Los Cardinals lograron vencerlos con un ajustado 24-20, consolidándose en la cima de la AFC oeste y de la general de la Conferencia Americana.

También hay otros tres equipos con 6 victorias, Dallas, Detroit y New England, aunque al tener 2 derrotas su record no es tan bueno como el de Los Broncos y el de los Cardinals.

Detroit, esta fecha, venció con lo justo a Atlanta, por 22-21. Todo se definió con el reloj en cero, cuando Matt Prater convirtió un gol de campo de 48 yardas para darle la victoria a los Lions.

New England, en cambio, no tuvo piedad de los Chicago Browns. Es que los Patriotas golearon 51-23 sin problemas.

Dallas, por su parte, tenía la chance de obtener el mejor record, pero cayó con Washington en el duelo del lunes por la noche. Tras empatar en 17 en el tiempo normal, debieron jugar un cuarto extra para desempatar. Un gol de campo de 70 yardas de Kai Forbath le dio un importantísimo triunfo a Washington, rival de la misma divisional y último en la NFC este.

Otro partido que también se definió en el tiempo extra fue el que protagonizaron Minnesota y Tampa Bay. Los vikingos de Minnesota comenzaron ganando 10-0, sin embargo, los bucaneros dieron vuelta el marcador 13-10. Pero en la última jugada del tiempo normal, Minnesota logró empatar el juego en 13 y forzó el desempate. En el tiempo extra, los Vikings triunfaron con un TD de Barr, para el 19-13 final.