Organismos de Derechos Humanos de municipio entregarán un Hábeas Corpus frente al Juzgado Federal de Quilmes por la desaparición de Alberto Ledo, conscripto que desapareció en Tucumán en 1976 durante la última dictadura. Graciela, su hermana, acusa a César Milani, jefe del Ejército.

Con la adhesión de la Comisión de Homenaje a Madres de Plaza de Mayo del distrito, junto a SUTEBA y otras organizaciones, se presentará un Hábeas Corpus ante el Juzgado Federal por el desaparecido Alberto Ledo, el soldado riojano secuestrado y asesinado en Tucumán durante la última dictadura militar, quien se encontraba bajo las órdenes de Milani, en ese momento subteniente del Ejército.

“Pedimos para dar impulso para que se le tome indagatoria a Milani. Él no podía desconocer lo que estaba pasando. Además, la intervención del Estado porque estando en democracia no puede estar a cargo del Ejército”, dijo Adrioama Imperiale, miembro de la Comisión de Homenaje Permanente a Madres de Plaza de Mayo.

Mientras que Lidia Braceras, titular de SUTEBA, declaró: “Este caso es más relevante porque una persona que está acusada de la desaparición de un conscripto, está nombrado por la presidenta de la Nación como jefe del Ejército. Se presenta en todos los Juzgados Federales del país”.

“Fue llevado a Monteros dentro del operativo Independencia y la noche del 17 de junio es sacado del campamento. Desde ese instante está desaparecido. A través de compañeros sabemos que el señor Milani tuvo participación de esta desaparición. Como responsable de estos soldados no puede ignorar lo que ocurrió con uno de sus asistentes”, había dicho Graciela, hermana de Alberto, hace un mes en una conferencia en Quilmes.