Según había publicado un medio, la ¿novia?  De Diego se encontraba recluida en su departamento, bajo un cuadro depresivo. Sin embargo, la joven desmintió todo y aseguró que tiene un buen presente.

La apresurada vuelta de Diego Armando Maradona a Buenos Aires, obligado por la salud de Don Diego, trajo de vuelta a los medios el nombre de Rocío Oliva. Según El Sensacional, la ¿ex? del Diez no atravesaba un buen momento anímico. Una depresión la mantenía recluida en su departamento de Nordelta. Pero la otra campana no tardó en sonar, y echó por tierra la versión.

Fue la propia Rocío Oliva quien desmintió la información que la situaban con un cuadro depresivo y totalmente arrepentida de haber tenido algo que ver con Maradona. “Estoy bien, estoy bárbara. No estoy encerrada», señaló la joven a las cámaras de El Diario de Mariana.

También confirmó que se reencontró el martes con el Diez, con quien pasó la noche en su departamento. “Estamos bien, gracias a Dios”, comentó Oliva, afirmando que nunca rompieron comunicación, pesé a los escándalos y denuncias que parecieron ponerle punto final al vínculo.

Vale recordar que Diego regreso de Dubai dejando sola a Verónica Ojeda, quien había viajado especialmente para que Dieguito Fernando pase tiempo con su padre. El exfutbolista la recibió con los brazos abiertos pero no le permitió quedarse en su casa. Una señal clara que el corazón del Diez sigue estando con la joven de 23 años.