El Peque y el tandilense estarán desde mañana en el polvo de ladrillo de San Pablo para disputar el torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada en el circuito de Challengers. El de Villa Crespo es el segundo favorito al título, mientras que Machi es el séptimo preclasificado.

Diego (77º) – campeón en Aix-en-Provence, Praga, Campinas y San Juan, y finalista en Itajái y Porto Alegre – encabeza el grupo B, donde enfrentará a Blaz Rola (81º) – campeón en Guangzhou y quien le ganó al argentino el año pasado en Río de Janeiro. Allí también se medirá con Joao Souza (90º) – campeón a principio de año en San Pablo, y a quien Schwartzman el ganó en la definición de San Juan y en San Leopoldo 2012 – y al invitado local Guilherme Clezar (331º), quien tiene como mejor resultado la semifinal en San Marino y llegó a jugar tres partidos a ATP y otro en Copa Davis; el Peque le ganó este año en Campinas y en dos Futures en 2011, mientras que perdió el año pasado en Bogotá.

Máximo (105º), quien además de ser campeón en Santos, Blois y Padova, y finalista en Córdoba, llegó hasta la semifinal del ATP de Kitzbühel, es el que corre con mayor desventaja en el grupo A, donde la mayor amenaza es Simone Bolleli (60º) – campeón en Bérgamo, Vercelli, Túnez y Oberstaufen, y a quien González le ganó en la Copa del Mundo por equipos de 2009. Además se medirá con Víctor Estrella Burgos (80º) – ganador en Salinas y Pereira, y finalista en Cuernavaca y Cali, y a quien el argentino le ganó en Guayaquil 2010 – y Andeas Haider Maurer (84º) – campeón en Brasov y Trnava, y finalista en San Benedetto, y a quien Machi le ganó en Bucarest 2008.

Cada victoria en primera ronda vale 15 puntos, mientras que el pasaje a la final le da 30 unidades más al ganador de la semi. El campeón se llevará 50 puntos más, por lo que en caso de ser campeón invicto sumará 125 unidades, puntaje que solo otorgan doce de los 150 torneos en el año. El dinero a repartir es 220.000 dólares.

Machi no defiende puntos ya que la temporada pasada la cerró en Guayaquil, y la semana pasada no superó la primera ronda allí luego de haber llegado hasta la final en Córdoba. Schwartzman, quien viene de llegar hasta los cuartos de final en Ecuador, tampoco tiene puntos por defender.

Esta es la cuarta edición de este torneo, que en 2011 y 2012 se jugó en cemento y el año pasado había sido en cancha lenta outdoor, mientras que ahora se jugará bajo techo. Filippo Volandri había ganado en 2013, mientras que Guido Pella se había consagrado el año anterior siendo hasta ahora el único argentino que había competido. La primera edición la había ganado Cedrik Marcel Stebe.