El taekwondista argentino culminó en esa posición en el Abierto G2 de la ciudad australiana en la categoría hasta 80 kilos. Cayó en cuartos de final ante Liu Wei Ting.

Tras la medalla de Oro ganada en Londres 2012, el argentino Sebastián Crismanich continúa buscando el nivel luego de la operación que lo marginó mucho tiempo y si bien esta vez no pudo ganar, sigue entre la elite del taekwondo.

El correntino cayó en los cuartos de final en el Abierto G2 ante Liu Wei Ting, nacido en China Taipei por 5-3. Anteriormente había comenzado con una victoria contra el local Mohammad Abdallah 6-4.