La tasa de desempleo aumentó a 7,5 por ciento en el tercer trimestre del año frente al 6,8 por ciento que se produjo en el mismo período de 2013, según informó hoy el Indec, que también advirtió que ese incremento se produjo en un contexto de baja del nivel de actividad.

Asimismo, el nivel de desocupación se mantuvo sin cambios frente al segundo trimestre de 2014, cuando también había sido de 7,5 por ciento.

En tanto, la subocupación entre julio y septiembre se calculó en 9,2 por ciento, por encima del 8,7 por ciento del mismo período del año pasado, y levemente por debajo del 9,2 por ciento del segundo trimestre de 2014.

Frente a estos resultados, cerca de 3 millones de personas tienen problemas laborales en el país.

La tasa de actividad -calculada como porcentaje entre la población económicamente activa, o sea en condiciones de trabajar, y la población total- se ubicó en 44,7 por ciento, inferior al 46,1 por ciento de un año atrás.