Seguramente alguna vez hayas tenido o tengas problemas de humedad en las paredes de tu casa, lo que no solo trae inconvenientes estéticos como manchas y hongos que se pueden ver a simple vista, sino que puede ocasionar peligrosos problemas de salud en personas con dificultades respiratorias.

La aparición de humedad en las paredes puede ser resuelta por especialistas como los de Leplak, quienes nos comentan que las causales refieren a muchos factores, siendo los más comunes: las filtraciones, capilaridad o la condensación. Por ello, es conveniente que primero analices bien cuál podría ser la causa de la humedad, para luego poder buscar soluciones adecuadas para tratarla y tomar medidas que permitan revertir el problema.

Ahora, tal como los mencionados profesionales lo han indicado, si la causa de la humedad tiene que ver con la condensación, ahí nos aseguramos de que el problema está ocurriendo en el interior de la casa. En ese caso, es muy importante que mantengas la casa seca, y para esto, debés ventilar diariamente los ambientes o utilizar deshumidificadores. Es importante que tengas en cuenta que uno de los motivos que puede favorecer este tipo de humedad es tener plantas dentro de la vivienda.

Si es ocasionada por la capilaridad, sabemos que este tipo de humedad proviene del suelo y sube por las paredes hasta llegar a los revoques interiores. En ese caso, es recomendable la aplicación de placas de antihumedad.

¿Son eficaces las placas antihumedad?

Te contamos 5 motivos por los que debes tenerlas en cuenta para solucionar los problemas de humedad:

1- Realmente logran eliminar la humedad, son muy eficientes, ya que absorben la humedad para luego filtrar progresivamente sin dejar rastros en la zona. Con esto se logra que la humedad desaparezca por completo y no solo por fuera como pasa muchas veces con otros métodos, sino que solo se mejora la cuestión estética al tapar manchas y hongos.

2- La instalación de estas placas es muy sencilla: no requiere de ninguna obra aparte en la casa a la hora de colocarlas. Solo se colocan como cualquier cerámico y se pueden recortar si fuera necesario, pero aun así se puede utilizar cualquier elemento o herramienta que se tenga a mano en la casa. Otra de las ventajas, es que su instalación se hace en el mismo día y algo muy importante es que no deja suciedad al no romper ninguna pared

3-Son bastante económicas: y que no se requiere de especialistas o maquinaria especial para su colocación. Y, además, al ser muy duraderas, no se arruinan, es decir, que solo se invierte una vez.

4- Son seguras: estas placas antihumedad al ser incombustibles e ignífugas no pueden generar incendios, es más, podría ayudar a evitarlos. Además, los hongos nunca aparecerán en estas placas.

5- Son decorativas: este no es un detalle menor, ya que no solo funcionan eliminando las humedades, sino que embellecen nuestros ambientes.

Si tenés problemas de humedad en tus paredes no dudes en consultar para revertirlo lo antes posible. Podés conseguir placas de calidad en muchos lugares y seguir disfrutando de tu hogar.