Tragedia en Ucrania: 15 muertos por un ataque rebelde


Al menos quince personas murieron y otras 86 resultaron heridas este sábado tras un ataque con artillería contra la ciudad de Mariúpol, en el este de Ucrania. Según datos actualizados del Gobierno ucraniano, 46 personas recibieron heridas por esquirlas, entre ellos una niña de 12 años, en el ataque contra la segunda ciudad más importante de la región de Donetsk, leal a las autoridades de Kiev.

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa (CSND) de Ucrania, AlexandrTurchínov, culpó del ataque “a los militares rusos y a los milicianos a los que controlan por completo”. Al mismo tiempo, descartó que la ciudad, habitada por cerca de medio millón de personas, corra el riesgo de ser invadida por los separatistas.

“La ciudad de Mariúpol cuenta con una defensa segura de nuestros militares contra las ofensivas del agresor”, señaló un comunicado de Turchínov publicado en la web del CSND. Los proyectiles de artillería impactaron esta mañana en al menos tres barrios residenciales de la ciudad, donde los disparos han incendiado coches y han dañado varios inmuebles, entre ellos un mercado de abastos.

Hasta ahora, el puerto de Mariúpol, a orillas del mar de Azov, prácticamente se había librado de los estragos del conflicto armado que estalló a mediados del pasado año en el este de Ucrania, salvo algunos incidentes aislados. Los separatistas de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) negaron su autoría en el ataque y responsabilizaron a las fuerzas ucranianas de la tragedia.

Sin embargo, el líder rebelde Alexander Zajarchenko ha admitido que las fuerzas separatistas han atacado este sábado la ciudad. “Hoy, ha comenzado la ofensiva en Mariupol. Será el mejor monumento a nuestros fallecidos”, aclaró el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk en comentarios recogidos por la agencia.