Este título hace referencia a una de las amenazas que recibió a través de un correo electrónico el fiscal Alberto Nisman, cuyo cuerpo fue hallado sin vida, como consecuencia de un balazo en la cabeza, en su cuarto de baño, sin que hasta ahora haya certeza de si se trató de un suicidio o un asesinato.

El portal de noticias Infobae recogió una selección de diferentes amenazas enviadas desde distintos correos -desde el año 2012- al responsable de la investigación del atentado a la AMIA de 1994, que acusó a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner de encubrir a los presuntos autores de la tragedia que se cobró la vida de 85 personas y dejó centenares de heridos.

“Tu Gobierno ya negoció dejar de lado a la gloriosa República islámica y a Hizb allah. Se terminó el apoyo a vos. Tenés que irte”. Este mensaje hace referencia a un Memorándum suscrito entre Irán y Argentina que Nisman consideraba el colofón de una “red criminal de encubrimiento orquestada por la Presidenta” para intercambiar con Teherán impunidad por acuerdos comerciales.

El “aviso” continúa: “Por más custodia que tengas, prepárate. Si no renunciás en 24 horas, mirá por dónde vas, porque no te queda mucho”. Otro mail le anticipa: “Estás a punto de quedar sin tu principal sostén en esa causa, ya que nos llevamos puesto a tu querido “Jaimito”, así que imaginate cuánto durás hasta que la Procuradora te saque esa causa, a vos y a tu unidad fiscal”.

En este contexto, no sorprende que Antonio Stiuso, el espía más famoso de Argentina –y de parte del mundo- también fuera amenazado a través de Nisman. “Cuando lo rajen -como sucedió en diciembre- y se quede sin protección, vamos a ir por él y por toda su familia también”, reza en otro mail de hace dos años. Las amenazas parecieron cumplirse.