La semana pasada, el Comité Asesor de Medicamentos de Huesos, Reproducción y Urología (Brudac) de la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) votó 18 a 6 para recomendar que un medicamento llamado flibanserina sea aprobado por la FDA para el tratamiento del trastorno de hipoactividad del deseo sexual en la mujer (falta de deseo sexual).

Este asunto tiene tantas aristas que conviene analizarlas una por una, pero de entrada le digo que la aprobación de esta medicina, tiene más de política y de negocio que de ciencia y beneficio para la mujer.

Pensamos que este medicamento será un desencanto para la mujer, pero será una mina de oro para el politizado y monetizado laboratorio farmacéutico que ha logrado, en su tercer intento, su aprobación.