En el Centenario, el conjunto de Edgardo Bauza aprovecho las falencias de un Quilmes sin ideas y se quedó con un cómodo triunfo por 3-0. Los goles del encuentro fueron marcados por Héctor Villalba, Gonzalo Verón y Néstor Ortigoza, que le dieron al “Ciclón” su primera victoria en el certamen, justo antes del clásico del domingo frente a River. Los de Quatrocchi aún no sumaron de a tres en el certamen.

Necesitaba dar vuelta la página San Lorenzo para que la obtención de la Copa Libertadores de América no termine siendo un oasis en el desierto. Los de Edgardo Bauza “cambiaron el chip”, se impusieron con contundencia ante Quilmes como visitante por 3-0 y sumaron su primera victoria en el campeonato. Ahora, se les viene River el domingo, una linda prueba para los de Boedo, que intentaran seguir con el envión ganador.

La idea de Bauza era sacarse la “modorra” que venía padeciendo San Lorenzo de entrada, por eso optó por Gonzalo Verón desde el inicio en lugar del tocado Barrientos (llegó con lo justo a integrar el banco de suplentes). La verdad no se equivocó el “Patón”, porque de los pies del ex Sportivo Italiano llegó lo mejor de la visita y por intermedio del delantero devenido en volante por izquierda su equipo encontró la ventaja  merecida en un partido que hasta ese momento era de regular para abajo.

Pasado los 20’, Verón tomó la pelota fuera del área, encaró a Scifo, volante por afuera utilizado por Quatrocchi como lateral, como iba a ser recurrente en toda la noche, lo esquivó y mandó un centro al segundo palo para la llegada de Héctor Villalba, que con un cabezazo de pique al suelo la mandó a guardar para poner en ventaja a la visita.

ARVE Error: no id set

Quilmes no se pudo reponer del golpe. Pese a los intentos de Sebastián Romero (le tiro un caño exquisito a Néstor Ortigoza), la lucha de Gonzalo Klusener contra los centrales azulgranas y las corridas de Sergio Hipperdinger a las espaldas de los laterales, los de Quatrocchi solo inquietaron a Torrico mediante jugadas de pelota parada.

Sin demasiado apuro, San Lorenzo comenzó a merecer el segundo por manejar el trámite y no pasar grandes sustos. Claro, tenía la carta de la victoria en Gonzalo Verón, que a los 40’, recibió fuera del área, miró, apuntó y sacó un disparo rasante, que con complicidad del arquero Walter Benítez, terminó en el fondo de la red.

ARVE Error: no id set

En el complemento, el “Cervecero” salió decidido a descontar auque no contó con la claridad cerca del área defendida por Torrico. Varios remates de media distancia y centros provenientes de pelota parada fueron los únicos argumentos de Quilmes, que con el correr de los minutos y la frustración de no conseguir achicar la brecha en el resultado se fue desgastando.

Ya en el descuento, el árbitro Luis Álvarez, de pésimo desempeño, cobró un penal inexistente de Benítez a Blandi, que Ortigoza ajustició desde los doce pasos para sellar el 3-0 final para el campeón de América.

ARVE Error: no id set

San Lorenzo sumó sus primeros tres puntos del campeonato y dio la impresión que volvió a meterse de lleno en el certamen local luego de dos derrotas tras la obtención de la Libertadores. Ahora se le viene River en el clásico del domingo y deberá ratificar si está para ser uno de los animadores a ganar el título. Para Quilmes, todo lo contrario: sigue sin ganar y lo peor, sin encontrar el rumbo de juego.