Williams hizo historia y le dio el tercer trofeo a los vascos ante el Barcelona en alargue

Los de Bilbao le ganaron 3-2 en tiempo extra por la Supercopa de España que se jugó en Sevilla. Estuvo dos veces abajo pero en el final lo igualó y luego en suplementario lo dio vuelta para sumar su tercer título ante el elenco de Messi que recibió su primera expulsión.

Barcelona no logra salir de la crisis e identidad futbolística a la que se está acostumbrando y se le escapó un título increíble en el cierre ante Athletic de Bilbao que en semifinales se había cargado a Real Madrid, con la imagen pálida del argentino que por primera vez vio la roja.

Los conducidos por el neerlandés Ronald Koeman recién cerca del desenlace hilvanaron una acción para pasar al frente. Jordi Alba le devolvió el pase a Lionel Messi que intentó rematar, su tiro fue bloqueado aunque en el rebote Antoine Griezmann no falló a los 39 minutos.

Sin embargo los de Bilbao reaccionaron y solo 120 segundos más tarde emparejaron las cosas en Sevilla. El delantero Iñaki Williams centró pasado donde Óscar de Marcos definió de primera la paridad 1-1.

El choque siguió siendo duro, como su fuera una partida de ajedrez y los catalanes con una formula repetida pudieron nuevamente ponerse al frente. Alba se filtró por izquierda para luego mandar el pase al medio y el ex Real Sociedad Griezmann superó a Unai Simon a falta de 15.

Pero los de Gaizka Garitano, que había asumido hace 20 días, en la última bola de partido no dieron por muerto las cosas. El tiro libre fue ejecutado por Iñaki Muniain al segundo poste y Asier Villalibre, en libertad emparejó el duelo.

Al inicio del alargue el conjunto vasco salió con confianza y anotó un tanto que será recordado por mucho tiempo. Nuevamente Muniain entregó para Williams, el delantero de padre ghaneses enganchó y después conectó el derechazo lejano que entró por atrás de Marc-André Ter Stegen el 3-2 final en La Cartuja (Lionel Messi expulsado en el final por primera vez en Barcelona).

Athletic de Bilbao consiguió la tercera Supercopa de España de su historia como en 1984-85 y 2015-16, la última también ante Barcelona, alcanzando al Deportivo La Coruña y dejando a los catalanes con 13.