El entrenador de San Lorenzo echó por tierra la teoría instalada por algunos medios a causa del irregular andar de su equipo y enfatizó que solo tres jugadores tuvieron problemas musculares. El “Patón” aseguró que está convencido que se sale “trabajando” del bache y auguró que llegarán “bien a diciembre” para disputar el Mundial de Clubes.

Preocupa y mucho el presente de San Lorenzo. Más que nadie a su entrenador, Edgardo Bauza, que no tiene pelos en la lengua para confirmar que su equipo no juega a la altura de lo esperado y que los problemas del conjunto azulgrana pasan por una cuestión futbolística y no física.

Dicen que cuando jugamos cada tres días, se lesiona un jugador. No es así. Sólo hubo tres lesiones musculares: una de Matos por una patada ante River, otra de Barrientos que vino sin pretemporada y la última de Verón, que viene de siete meses inactivo, recalcó el “Patón”, en clara alusión a una nota publicada en el Diario Olé acerca del rendimiento de varios jugadores de San Lorenzo en la seguidilla de encuentros que les tocó disputar. Bauza no se quedó ahí y arremetió: “Nos quieren hacer creer que tenemos problemas físicos y no los tenemos. Acá el único problema que tenemos es futbolístico».

Para el tema ineludible de la participación de San Lorenzo en el Mundial de Clubes, Bauza también tuvo respuesta: “»Nosotros tenemos planificado todo lo que queda hasta el 21 de diciembre, que es cuando volvemos de Marruecos. Estamos haciendo trabajos para llegar bien a esa fecha, y sé que vamos a llegar bien».

En el futuro inmediato de Boedo está Arsenal de Sarandí, al cual deberá visitar el lunes a las 20:30 por la undécima fecha del Torneo Transición, y el técnico adelantó que tiene planificado dos cambios obligados (Néstor Ortigoza está afectado a su selección nacional y Gonzalo Verón padece un desgarro) y evalúa realizar otra modificación: “Hoy trabajé algo en defensa, mañana pienso hacer algo parecido. Lo único seguro es que el esquema no lo vamos a cambiar».