Pese a que su paso por la casa más famosa del país fue breve y terminó abruptamente, sin luagr a dudas Macarena Pérez fue uno de los personajes más polémicos de la edición Gran Hermano 2016.

Desde un principio, la sensual morocha lució su pasado de botinera y sus diversos romances con figuras importantes, entre las que destacó a Leo Fariña, condenado en una causa de lavado de dinero que presuntamente está vinculada con la ruta del dinero K.

Pero los dichos de la hermanita no cesaron con su salida, sino todo lo contrario: se acrecentaron. Desde el piso de Intrusos se animó a contar detalles de su vasto pasado botinero. Consultada por Jorge Rial, la ex GH sembró dudas sobre un presunto encuentro con Lionel Messi: «¿Alguna vez pasó por ese cuerpo?», consultó el conductor. «No voy a contestar, no voy a hablar de ese chico», contestó ella entre sonrisas pícaras.

También se animó a hablar de Matías Defederico y de Daniel Osvaldo, con quienes aseguró no haber tenido nada. Particularmente, se refirió a la pareja de Jimena Barón como «sucio y fiestero».

Pero al que más caros le salieron los dichos de Macarena fue a Gonzalo «Pipita» Higuaín, quien evidentemente no dejó un buen recuerdo en la sensual morocha. «Lo detesto. Muchas veces que lo he visto en un lugar, no paga nada. Es rata, rata, rata. Un día me lo crucé en un lugar donde yo estaba. Me gustó pero hasta ahí. Y me dijo: ‘Bueno, vamos’, y el chabón quería que yo pagara el telo», concluyó.