CFK y Julio De vido, quedaron imputados tras la extensa declaración del «valijero» de Lázaro Báez, Leonardo Fariña, en la que mencionó a los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner. El fiscal Guillermo Marijuán decidió imputar por presunto lavado de dinero a la exjefa de Estado.

Ayer, durante más de doce horas, ante el juez federal Sebastián Casanello, Fariña sumó más pistas que involucra tanto a los exmandatarios Kirchner como a Ricardo Jaime y Julio De Vido.

La primera de sus expresiones causó cierto estupor en la sala de audiencia: «Acá hubo un plan orquestado por Néstor Kirchner para saquear al Estado argentino». «Néstor Kirchner fue el ideólogo y ejecutor de ese plan».

En su declaración, el mediático -que hoy continúa detenido en el penal de Ezeiza- dio precisiones de un celular para que se compruebe que estuvo en la quinta presidencial de Olivos con Néstor Kirchner; aportó datos de computadoras, teléfonos celulares, y archivos que documentan su relación con el manejo de fondos negros de Lázaro Báez; reconstruyó toda la cadena de la ruta del dinero y explicó cómo era la relación de Austral Construcciones con la obra pública, y cómo Báez se convirtió en millonario y benefició a los funcionarios que mencionó.

Además, como bien recuperó La Nación, mencionó el traslado de dinero en bolsos, como lo había hecho la primera vez en el programa Periodismo para Todos de Jorge Lanata.

Contó que los vuelos para transportar valijas de dinero se hacían hasta un aeropuerto uruguayo cercano a Montevideo, donde no hay funcionarios de Aduana, para evitar que revisaran sus pertenencias.

Se refirió al fideicomiso que firmó Báez con el Banco Nación por 350 millones de pesos y donde Fariña intervino para reestructurar los pasivos de la empresa.

Presentó a otra persona, cuya identidad se desconoce, para que corrobore todos sus dichos.

Sin dudas, sus dichos tuvieron un certero efecto porque este sábado el fiscal Guillermo Marijuán decidió imputar a la ex presidente y al ex ministro Julio De Vido en el expediente que investiga la «Ruta del Dinero K», acusándolos por presunto lavado de dinero