En Parque Patricios, los de Néstor Apuzzo intentaron siempre pero se encontraron con un duro conjunto venezolano, que cada vez que llegó al arco “quemero” lastimó. Zamir Valoyes anotó los dos tantos de la visita (el segundo con un penal inexistente), mientras que Lucas Villaruel (tras una falla grosera del arquero Romo) y Eduardo Domínguez (tras otra falta inventada por el árbitro Vélez) puso el 2 a 2 final.

Tras 41 años de espera, Huracán volvió a la máxima cita internacional de América. No fue de la manera ideal, porque el primer rival del Grupo 3, Mineros, ofreció resistencia y hasta se le animó por momentos. El Globo fue mejor en el general, pero terminó rescatando un punto a poco del final con un penal de Eduardo Domínguez (tras una falta inexistente sobre el repatriado Daniel Montenegro cobrado por el árbitro Vélez, que minutos antes le había regalado a los venezolanos otro tiro desde los doce pasos).

El partido realmente tuvo de todo: emoción, ritmo cambiante y muchas jugadas de peligro, como así también polémicas. Arrancó mejor Huracán e hizo lucir al arquero Romo con una volea de Romero Gamarra y disparos de Ramón Ábila y Patricio Toranzo. Mineros no se quedó atrás y en la primera que tuvo se puso arriba en el marcador con un tiro libre de Zamir Valoyes.

La desventaja le duró poco a los de Apuzzo, que gracias a un grosero error del arquero Romo llegó al empate por intermedio de Lucas Villaruel. El Globo pareció revivir y arrinconó a los venezolanos en su campo, aunque careció de la puntería necesaria para irse al descanso arriba.

En el complemento, el desarrollo cambiante fue constante y los palos impidieron que la cuestión no saliera del 1 a 1. Dos veces consecutivas Mineros pegó la pelota en el palo y la respuesta del Globo llegó por intermedio de Daniel Montenegro (hizo su debut en está nueva etapa en el club de sus amores), que también besó el caño con su remate.

En los últimos 15’ comenzó el show del árbitro Adrián Vélez. El colombiano primero pitó falta inexistente de Mancinelli sobre Valoyes, que el mismo goleador intercambió por gol y un par de minutos después cometió el grueso error de la compensación para el local al pitar otra falta fantasma, pero está vez sobre el “Rolfi”. Eduardo Domínguez mandó a la red el remate desde los doce pasos y no hubo tiempo para más.

La recompensa fue poco para Huracán que lo buscó con más intensidad pero que terminó pagando caro la desprotección en el fondo contra el Mineros, que sorprendió y se quedó con un punto de oro en Parque Patricios. Los de Apuzzo la próxima fecha visitan a Cruzeiro, en Belo Horizonte, el 3 de marzo.