Cristian Gómez, defensor del equipo de la B Nacional, se desplomó pasada la media hora del partido ante Boca Unidos en Corrientes, y aunque fue trasladado inmediatamente a un hospital, no pudieron salvarlo.

El jugador – que había llegado este año al club de Entre Ríos proveniente de Sportivo Patria, y que había pasado por Deportivo Armenio – sufría un arritmia cardíaca, y se desmayó al sufrir una paro cardiorespiratorio.

Al momento de desplomarse, fue atendido por el médico de la cancha con ayuda de los demás deportistas, y aunque fue reanimado, murió al llegar al Hospital Escuela de Corrientes. Según el doctor Miguel Darré, “presentó un cuadro de síncope con muerte súbita”.

El destino quiso que esto ocurriera dos semanas después de que partiera Emanuel Ortega, jugador de San Martín de Burzaco, quien se había golpeado la cabeza también en un partido, motivo por la que el fin de semana pasado se había suspendido la jornada.