La Iglesia expresó hoy su preocupación por la posible despenalización del consumo de drogas, la inseguridad, el creciente desempleo y el avance del gobierno bonaerense sobre los médicos que aplican la «objeción de conciencia» para no realizar abortos.

Así lo explicó a NA el vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Oesterheld, en el marco del inicio de la 168º reunión de la Comisión Permanente que se lleva a cabo en la sede del Episcopado, con la presidencia de su titular, monseñor José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe.

En la primera parte de la reunión los obispos pasaron revista a la realidad pastoral del país y debatieron la realidad socioeconómica del país para abocarse a la preparación de la Asamblea que tendrán en noviembre que será electiva y en la que se renovarán las autoridades del Episcopado cuando Arancedo puede ser reelecto por tres años más.

La Iglesia se encuentra preocupada por la situación del empleo en la Argentina con los numerosos despidos que se suceden en muchas empresas, confirmó Oesterheld.

«Es uno de los temas que a la Iglesia siempre le preocupa y en la medida que la situación macroeconómica empieza a dar las señales que estamos viendo, esto genera mucha preocupación por el tema social en general y la falta de trabajo», indicó.

Reconoció que sobre el desempleo «hasta ahora» la información que maneja la Iglesia es la periodística y «a través del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina) que se refiere a una realidad un poco anterior porque es un estudio sobre el año pasado, pero que ya tiene indicadores preocupantes al respecto».

En relación al desempleo, consignó que «hay reuniones habituales entre el equipo de Pastoral Social y distintos ámbitos del Gobierno: ahí es donde se plantean las cuestiones, no creo que en esta reunión (del Episcopado) específicamente salga el tema porque estamos con cuestiones más de tipo interno».

No está previsto tampoco que los obispos produzcan un documento que refleje su preocupación sobre la situación socioeconómica del país porque van a trabajar fundamentalmente sobre la situación interna de la Conferencia con respecto a la próxima Asamblea Plenaria que es lo que más tiempo va a llevar.