Una vez más, se ha hecho público que ciertos gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos, han solicitado a Dropbox información sobre sus usuarios.

Después de las famosas escuchas telefónicas de Barack Obama, y la polémica tras destaparse que Google develaba (y vendía) información de sus usuarios a ciertos gobiernos e instituciones, la nueva empresa de almacenamiento “en la nube” ropbox anunció que en los últimos meses recibió solicitudes del gobierno de los Estados Unidos para “comprar” información.

En total, Dropbox reveló que notificaron 268 solicitudes, por parte de Estados Unidos, para poder manipular la información de varios usuarios de la empresa de internet. Por otro lado, también se notificaron 37 solicitudes de gobiernos extranjeros. Este tipo de práctica no solo atenta contra la democracia, sino también genera un cierto miedo en los cibernautas, que ahora restringirán la cantidad y el tipo de archivos que suban a la nube de la
famosa empresa.

Dropbox se mostró muy transparente respecto al tema, ya que Condolezza Rice, ex jefa de diplomacia estadounidense; y ahora miembro del concejo directivo de Dropbox, fue quien anunció
el comunicado. Entre muchos datos barajados, se advirtió que, en comparación con los 300 millones de usuarios del sistema, el número de solicitudes es menor. Además, se explicó que, en contra de todos los  pronósticos, ninguna cuenta corporativa del tipo Premium recibió una solicitud para ser investigada.

Julián Groppo