Los selectivos de Estados Unidos cerraron la sesión del miércoles con resultados mixtos que, si bien no ahondan las caídas que marcaron el inicio de la semana, tampoco resuelven dudas acerca de los próximos pasos a seguir.

El Dow cayó así un exiguo 0,04% hasta los 18.060 enteros, y el S&P 500 un 0,03% para quedarse en los 2.098, mientras que el Nasdaq 100 subió el 0,13% y cierra en 4.427 enteros.

No se han roto ni los soportes ni las resistencias clave, por lo que Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader, asegura que «Wall street se mantiene en una fase lateral sin novedades hasta que se rompan los soportes o las resistencias clave a corto plazo».

La jornada comenzó con ánimo comprador tras el cierre a la baja de ayer, gracias al respiro que dio la bajada de la rentabilidad en los bonos de deuda pública a diez años en las primeras horas de las negociaciones.

Sin embargo, conforme avanzó la sesión, la rentabilidad de los bonos se recuperó (terminó en el 2,286%) y los índices retrocedieron hasta terminar prácticamente en plano.