Los de Bauza volvieron a jugar mal en Rosario y cayeron demostrando una fragilidad defensiva alarmante ante los de Raggio por 3-1. Doblete de Maxi Rodríguez y otro de Scocco (Cauteruccio marcó el empate transitorio) fueron los goleadores de la Lepra, que volvió a la victoria luego de seis cotejos y se acomodo en la tabla.

Un puñado de ataque espaciados le sirvieron a Newell’s para quedarse con una victoria no tan merecida en el trámite pero si por la contundencia cerca del arco, ante un San Lorenzo que cada vez se parece menos al campeón de América. Los de Raggio aprovecharon la excelente noche de Maxi Rodríguez, que se vistió de figura marcando dos goles y participando en de Scocco, que fue el abanderado para volver a sumar de a tres luego en seis jornadas. Los de Bauza no pudieron repetir el rendimiento demostrado ante Boca y solo le queda mejorar para que el Mundial de Clubes no sea un viaje de negocios.

En la primera etapa arrancó mejor San Lorenzo, cómodo, cediendo espacio y pelota al local a la espera de un error en la salida para capitalizarlo. Los de Raggio no encontraron precisión en la mitad y se complicaron solos en el traslado de la pelota. Todo un síntoma de este Newell’s en el campeonato, que corre más de lo que piensa y muchas veces queda preso de su propia impotencia.

Ninguno fue dominador nato del desarrollo, pero el que pegó primero fue Newell’s, con una corrida larga de Mauricio Tevez ganándole la posición a Cavallaro y luego, cuando Julio Buffarini le cerraba el tiro al arco, toco para la llegada de Maxi Rodríguez que no perdonó a Sebastián Torrico para el 1-0.

En el complemento, San Lorenzo respondió a los tumbos y llegó al empate mediante un corner desde la derecha que Martín Cauteruccio logró empujar en el segundo palo tras un anticipó de Emmanuel Más. Bauza se animó y mandó a Mauro Matos a la cancha por el intransigente Juan Cavallaro. Raggio copió la intención pero acertó con el ingresó de Víctor Figueroa por Bustamante. El volante ofensivo en la primera que tuvo casi saca diferencias pero en la segunda no perdonó y le sirvió el gol a Maxi, que perdió el duelo con Torrico, pero fue corregido por Ignacio Scocco para poner el 2-1.

Con San Lorenzo completamente desarmado, Newell’s sentenció la historia con una linda asistencia de Lucas Bernardi para la “Fiera”, que no dudó y la cruzo ante el pobre de Torrico, que de las pocas veces que le llegaron siempre la tuvo que ir a buscar adentro ante la pasividad de la defensa azulgrana, para estampar el 3-1 definitivo.

Con esta victoria, los de Raggio cortaron la racha negativa de seis encuentros sin sumar de a tres y quedaron con 21 puntos en el campeonato. Por su parte, los de Bauza siguen sin encontrarle la vuelta al campeonato y la situación es cada vez más preocupante de cara al Mundial de Clubes.