Wall Street borra las pérdidas y el Dow Jones avanza un 0,08 %. Ese índice, que agrupa a treinta de las mayores firmas cotizadas del país, subía 14,26 puntos hasta 17.699,99 unidades, el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,21 % (4,25 puntos) y quedaba en 2.052,01 enteros y el tecnológico Nasdaq se apreciaba un 0,52 % (24,56 puntos) a 4.700,60 unidades.

Los inversores habían arrancado la jornada con pérdidas moderadas contagiados por las bolsas europeas, después de un dato peor de lo esperado del sector manufacturero al otro lado del Atlántico, que se situó en octubre en 51,4 puntos, menos de lo previsto.

Tampoco ayudaba saber que el índice de precios al consumidor en Estados Unidos no registró cambios en octubre y se mantuvo en el 1,7 % interanual, pero a que los analistas esperaban un leve descenso del 0,1 %.

Hacia el ecuador de la jornada los operadores optaban por darle la vuelta a la tortilla animados por la cifra semanal de solicitudes del subsidio de desempleo, que bajó en 2.000 la semana pasada y quedó en 291.000, según el Departamento de Trabajo.

También contribuyó al ánimo comprador otro dato mejor de lo esperado del sector de la construcción, ya que las ventas de viviendas de segunda mano subieron un 1,5 % en octubre, su ritmo más rápido en un año, hasta 5,26 millones de unidades.

Los sectores en Wall Street se dividían entre los avances del energético (0,78 %), el tecnológico (0,49 %) o el industrial (0,21 %) y los descensos del sanitario (-0,27 %), el financiero (0,22 %) o el de materias primas (-0,13 %).

A esta hora la mitad de los treinta valores del Dow registraban ganancias, encabezados por la tecnológica Intel (3,03 %), Home Depot (1,02 %), Nike (0,71 %), Travelers (0,57 %), Visa (0,56 %), Cisco Systems (0,56 %) o Caterpillar (0,49 %).

Al otro lado de la tabla lideraba los descensos el banco JPMorgan (-1,39 %), por delante de Disney (-0,80 %), Johnson & Johnson (-0,77 %), IBM (-0,74 %), Walmart (-0,73 %), Merck (-0,65 %), Verizon (-0,57 %), AT&T (-0,42 %) o Procter & Gamble (-0,22 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 75,16 dólares el barril, el oro bajaba a 1.190,3 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaba al 2,344 % y el dólar ganaba terreno al euro, y se cambiaba a 1,253 la unidad.