Ricardo Centurión no pudo terminar la práctica del jueves, por un traumatismo. Aunque el cuerpo técnico confía en que estará en buenas condiciones para enfrentar esté sábado a Quilmes.

Está situación se suma al miedo que presentó la probable ausencia de Diego Milito, por un estado gripal. El plantel de «La Academia» estuvo atenta a lo que sucedió con River en el partido recuperado contra Estudiantes, y gracias a la victoria del «Pincha», la ilusión por el campeonato se encuentra latente; ahora aguardan por la recuperación de su capitán.

Diego Cocca, y sus jugadores, tienen como objetivo primordial, seguir peleando hasta el último momento. Para poder lograrlo planificó distintos trabajos con pelota, además realizaron dos horas de ejercicios en espacios reducidos para mejorar la descarga y definición. Por otra parte, ensayaron jugadas de ataque contra defensa, la cual tuvo a los siguientes nombres: Gastón Díaz, Grimi, Castillón, Videla, Aued, Acuña, Hauche y Bou; los adversarios fueron un combinado de juveniles.

Centurión sueña bajo está actualidad, y en el programa ESPN Radio, reconoció las virtudes del puntero, pero confía en lo que sus compañeros pueden dar en el tramo final del torneo, y elogió la importancia de Milito en el área: «No es un equipo invencible. Tiene méritos, juega bien. Se siente que te mete en un arco, pero nosotros tenemos lo nuestro (…) A Diego hay que aprovecharlo. Tanto dentro como fuera de la cancha es un líder. Le aporta mucho a Racing, lo disfrutamos».

El volante cree lógica la esperanza de la gente y lo ve bastante bien. Sin embargo, deben mantener la calma pensando sólo en el próximo encuentro. «Estamos con los pies sobre la tierra. Hay que seguir por este camino (…) Entendimos rápido el concepto y fuimos regulares», deslizó antes de culminar la nota.