A causa de la recesión, se perdieron unos 28.000 puestos de trabajo, agravada por la situación económica de los últimos dos meses. Muchos comercios debieron cerrar sus puertas.

En un año se perdieron 28.000 empleos y cerraron casi 7000 comercios en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, de acuerdo a los datos de la Encuesta Mensual Económica (EME) que lleva a cabo regularmente la ONG Defendamos Buenos Aires y difundida hoy en medios locales.

La medición concluye que «la tendencia empeoró en el último bimestre, cuando dejaron de existir 2.800 negocios. Con 6.900 locales menos, ya hemos superado el 1% (4.000 Pymes comerciales) y vamos camino de llegar al 2% de cierre de comercios sobre los 400.000 que existen», según indicó el titular de Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino.

Entre tantas causas, el dirigente mencionó la baja del consumo, la inflación, la inseguridad y los tarifazos. «A principios de octubre constatamos el cierre de 4.100 comercios y parecía que la recesión comenzaba a ceder junto con la inflación, pero hubo un rebote inflacionario que se sintió en la calle. Así, otros 2.800 comercios que venían aguantando al límite optaron por bajar las persianas», concluyó Miglino.