En el Nuevo Gasómetro, el equipo de Bauza fue mejor y se quedó con la victoria por 2-0, con tantos de Cauteruccio y Verón-la figura-; ante un “Xeneize” alternativo que puso Arruabarrena pensando en la Sudamericana. Con este triunfo, el “Ciclón” estiró la diferencia a diez encuentros con los de “La Ribera”.

De entrada, San Lorenzo fue quien intentó manejar el trámite del partido y jugando cerca de Orión. Lo consiguió y tuvo la oportunidad de abrir el marcador con un remate de Verón que se fue cerca del palo, un disparo de Mercier luego de una serie de rebotes en plena área chica y luego Cauteruccio, que no tuvo puntería ante el uno “Xeneize”.

A los de Arruabarrena les costó ensamblar juego y careció de actitud para jugar en campo ajena. Apenas se puede contabilizar una buena jugada de Carrizo, con caño incluido a Buffarini, pero que el volante definió muy por encima del travesaño. Tuvo otra más el ex Central antes del descanso pero el remate salió por encima del arco.

En el complemento, San Lorenzo ratificó en la red la supremacía que reflejo en el trámite. En una ráfaga abrió el marcador y estiró la ventaja, gracias al desequilibrio de Gonzalo Verón. En el primero, se escapó por la izquierda, se enrolló con la pelota y sacó un centro pasado para Cauteruccio, que de pique al suelo, venció a Orión.

Boca no llegó a reponerse del golpe, que el ex Sportivo Italiano llegó de nuevo contra la raya final, pero en vez de enviar la pelota al corazón del área, enganchó dejando a Fuenzalida fuera de combate y fusilando al uno “Xeneize”.

Arruabarrena movió el banco: adentro Calleri y Acosta por Carrizo y Erbes, pero la formula no le dio resultado para encontrar la profundidad deseada, en un campo de juego que con la cantidad de agua caída hacia imposible el traslado de la pelota.

Un error de Buffarini a diez del final le dio la posibilidad a la visita del descuento en los pies de Juan Manuel Martínez pero el travesaño le dijo. La victoria azulgrana ya era inexorable y la despedida de Boca de pelear por el campeonato también.

Con el triunfo, San Lorenzo volvió a sumar de a tres para decorar una pobre campaña pensando en el Mundial de Clubes y  estiró a diez encuentros la ventaja sobre Boca en el historial general (72-62). Para los de “La Ribera”, un cachetazo en el medio local que lo hace definitivamente poner todos los cañones en la Copa Sudamericana.