En Liniers, el conjunto de Miguel Ángel Russo no pudo dar vuelta la historia por completo tras haber arrancado perdiendo desde el vestuario por el gol de Cuevas. Logró la igualdad por Pavone y no supo encontrar el camino hacia la victoria. Fue 1 a 1 final, que deja a ambos en mitad de tabla. 

Vélez no pudo continuar con la senda ganadora en el José Amalfitani, donde había sumado dos triunfos en sendas presentaciones en el arranque del campeonato. Enfrente estuvo Sarmiento, que cada vez más consolidado como equipo, le va encontrando el gustito a la Primera División. Fue 1 a 1 en un entretenido partido, que pudo haber sido para cualquiera, pero que terminó siendo de ninguno.

Héctor Cuevas puso en ventaja a los de Junín a los 7’ de la primera etapa tras una floja respuesta del arquero uruguayo Sebastián Sosa luego de que la pelota diera en el travesaño. El delantero, goleador del campeonato con cinco conquistas, puso la cabeza para darle el gol sorpresivo a la visita.

Vélez reaccionó y antes del cuarto de hora estampó la igualdad por intermedio de Mariano Pavone. El ex delantero de Estudiantes de La Plata y Lanús conectó una salida rápida de un tiro libre por parte de Fabián Cubero, y antes de que Cesar Rigamonti lo atore, logró enviar la pelota al fondo de la red. Los de Miguel Ángel Russo fueron los que más intentaron, pero se fueron al descanso sin poder inclinar el marcador a su favor.

En el complemento, Sarmiento entendió que debía cerrar filas en el fondo y salir de contra para poder llevarse los tres puntos. Casi lo consigue, porque Tobías Figueroa ensayó una larga corrida dejando en el camino a dos defensores del local, pero justo cuando iba a definir frente a Sosa, Cubero se lanzó al piso y evitó el segundo de la visita.

Vélez insistió hasta el final, Sarmiento aguantó y terminó rescatando un punto que sirve para seguir sumando. Los de Liniers quedaron a cuatro del líder Rosario Central, mientras que los de Junín sumaron su tercer empate en forma consecutiva.