El Millonario igualó 2-2 como local por la sexta fecha de la Superliga. Casco y Santos Borré lo pusieron arriba pero el Decano se lo empardó y ahora quedó a 3 puntos de Boca con un duelo más.

River tiene una agenda más exigente entre la Superliga, Copa Libertadores y Copa Argentina, por ahora manteniéndose firme en todos los frentes, aunque hoy dio un paso en falso relegando puntos ante el incómodo Atlético.

El conjunto de Marcelo Gallardo mantuvo la hegemonía de la posesión del balón en la etapa inicial pero la faltó fluidez arriba y solo apeló como jugada riesgosa una media vuelta de Rafael Santos Borré que bloqueó el arquero contrario.

Los tucumanos apostaron deliberadamente a la contra y cerca estuvieron de anotar. Gervasio Núñez metió un pelotazo lejano para David Barbona que habilitó a Ismael Blanco, pero el ex Lanús definió afuera.

Ni bien comenzaron los segundos 45 minutos, El Millonario agarró mal parado al rival y pudo ponerse al frente. El lateral izquierdo Milton Casco se proyectó y tomó el rebote disparando fuerte para el 1-0 a los 4 minutos.

El vendaval del local siguió frente a la desazón de la visita y tres minutos más tarde volvió a anotar. Nicolás De La Cruz habilitó a Carlos Auzqui que no fue egoísta y se la sirvió al colombiano Santos Borré que puso el 2-0 parcial.

Sin embargo el equipo de Ricardo Zielinski salió de su mezquindad y enseguida puso suspenso en el Monumental. El recién ingresado Fabián Álvarez tocó por arriba para Luis Rodríguez que se llevó el balón con su fuerza y luego definió al costado de Augusto Batalla (116 goles en el club a tres de Francisco Castro).

La visita tomó confianza luego del descuento y ante el desorden del oponente logró su objetivo. El volante Barbona eludió su marca y luego asistió a Blanco que la empujó a falta de 15 minutos y el 2-2 final.

River llega a 12 puntos en la Superliga, empatando por tercer duelo consecutivo, aunque manteniendo el invicto. Luego de las elecciones enfrentará a Talleres en Córdoba

Atlético de Tucumán llega a 6 unidades y no gana desde la jornada inicial, además de no hacerlo nunca ante el Millonario (tres derrotas y dos empates). Racing será su siguiente escollo.