City

Manchester derrotó a Burnley 4-1 como locales por la tercera ronda de la FA Cup. Empezaron perdiendo pero el argentino lo dio vuelta anotando por duplicado en dos minutos y su equipo avanzó en el torneo.

Manchester City continúa su hegemonía en el 2018, en este caso en el torneo más añejo del mundo dando vuelta un partido que parecía más sencillo, en otra actuación destacada de su goleador histórico.

El elenco de Sean Dyche no necesitó monopolizar el balón como su rival y esperó alguna contra o un error para abrir el pleito. Justamente Ashley Barnes escapó tras la pifia de John Stones, corrió unos metros apuntando el misil venciendo al chileno Claudio Bravo y el 1-0 a los 25 minutos.

En la segunda mitad los locales arrinconaron al oponente y en una acción sorpresiva lograron emparejarlo. El alemán Ilkay Gundogan sacó un pase rápido en el tiro libre, Sergio Agüero lo entendió a la perfección y picó solo anotando a los 11 minutos.

El gol le cambió la cara a los Citizens que merecían más y en dos minutos pusieron las cosas en orden con un gol de colección. El argentino Agüero tocó para el ex Borussia Dortmund Gundogan que se la devolvió dejándolo solo de taco y el goleador gambeteó al arquero marcando el 2-1.

La hegemonía de la escuadra de Pep Guardiola fue casi total con la ventaja y eso le permitió soltarse ampliando las diferencias. El capitán David Silva tocó para la entrada de Leroy Sané que se la cruzó al arquero y el 3-1 parcial.

El festival de los locales iba a perdurar, y el reemplazante de Agüero cerró la goleada. El arquero Nick Pope salió a destiempo sin poder cortar a Sané que no fue egoísta y asistió al portugués Bernardo Silva que selló el 4-1.

Manchester City que tuvo como titular a Nicolás Otamendi avanzó a la cuarta ronda de la FA Cup y esperará el sorteo pero el martes tendrá acción nuevamente en casa enfrentando al Bristol City de segunda división en la semifinales de ida de la Copa de la Liga Inglesa.