El equipo de Luis Enrique venció 1-0 a Manchester City y logró el pase a los cuartos de final de la Champions League. Con Messi como estandarte ofensivo, pudo vencer sólo una vez a Hart, la gran figura de la noche.

Luego de 2-1 en la ida, Messi y compañía enfrentaban a los Citizens, donde el Kun Agüero jugó desde el arranque. El resultado logrado hace dos semanas, hacía pensar que lógicamente el Barcelona saldría a imponer su juego y liquidar la serie desde el principio.

Y eso se vio desde los primeros minutos, donde el tridente sudamericano de ataque se encargó, junto a Iniesta y el resto del mediocampo catalán, de incomodar a la defensa de los de Pellegrini. Muchas situaciones de gol en los pies de Neymar inclinarían la cancha del lado local, que casi no pasó inconvenientes a la hora de defender.

A los 35 minutos llegaría la apertura en el marcador. Luego de un cambio de frente magistral de Lio, Rakitic se encargó de definir por sobre la salida de Hart, que nada pudo hacer frente a la gran vaselina del croata. 1-0 que relajaba a todos en el Camp Nou y que todavía obligaba al City a marcar dos goles, pero ahora para forzar el alargue.

En el segundo tiempo la tendencia del juego no cambio. Es que el Barcelona continuó con los ataques permanentes, con más espacio puesto que Pellegrini empujó a su equipo para generar más peligro.

Ya con Hart como figura (le tapó todo a Suárez, Neymar y Messi), Manchester City tuvo una inmejorable chance de empatar en los pies del Kun Agüero, luego de un penal dudoso de Piqué sobre el propio Sergio que el réferi pitó. Aún así, el exIndependiente fue vencido por Stegen y no pudo concretar el gol.

De esta manera, los de Luis Enrique aseguraron la clasificación a los cuartos de final de la Champions League.