Suárez celebra el tanto que lo deja en la pelea y el descenso de su archirival

Los catalanes lo derrotaron 1-0 como local por la 35° fecha de la liga española. Luis Suárez marcó el triunfo en el derbi que tuvo dos expulsados por bando y su equipo quedó a uno del Real Madrid que juega el viernes, enviando a los Periquitos a la segunda división.

La diferencia en el campo de juego suponía una gran diferencia en la previa, pero Barcelona nuevamente trabajó un partido que no le fue nada fácil, sabiendo que sí o sí debía ganar para no perderle pisada al Merengue, sumando el triunfo y un día histórico en sus libros al darse el gusto de enviar a su archirrival al descenso.

Los conducidos por Francisco Rufete en el arranque aguantaron la larga posesión de pases, contestando a través de un juego más directo y en una contra el delantero Adrián Embarba lo tuvo aunque el pie de Marc-André Ter Stegen evitó la caída.

Los Periquitos siguieron esperando en el fondo frente al rival que dispuso demasiado el balón sin saber cómo penetrar y en el final se encontró con la chance más clara para anotar en los pies de Dídac Vilá que remató al poste.

En el inicio de la segunda parte iba a ver sorpresa de ambos lados tras el ingreso de Anssumane Fati con posterior expulsión por una entrada a Fernando Calero a los 4 minutos pero tres minutos más tarde Pol Lozano corrió la misma suerte en la visita luego de la infracción a Gerard Piqué.

El elenco de Quique Setién despertó tras las expulsiones y con su tridente pudo marcar el tanto del triunfo. Antoine Griezmann de tacó se la dio a Lionel Messi, al rosarino le bloquearon el tiro y apareció el uruguayo Luis Suárez que sentenció el 1-0 en el Camp Nou.

Barcelona llegó a 76 puntos y quedó como escolta a uno del Real Madrid que juega el viernes ante Granada, enviando al descenso al Espanyol a falta de tres jornadas. El sábado 11 enfrentará al Valladolid.