El Xeneize lo venció 3-0 en el amistoso que se disputó en el Estadio Bicentenario de San Juan. Los juveniles Messidoro y Pavón anotaron los primeros tantos y Carrizo cerró el duelo y así el último campeón se quedó con la Copa Cruce de Los Andes.

Boca tiene una temporada exigente luego de salir campeón en el torneo local, se reforzó con el objetivo de ganar la Copa Libertadores y en el arranque no defraudó en la zona de cuyo con una victoria justa.

En la primera parte el elenco de Rodolfo Arruabarrena fue mejor tanto en lo territorial como en la posesión, con un Carlos Tevez  muy movedizo e imparable aunque la más clara estuvo a favor de Pablo Pérez que no pudo marcar de cabeza.

Los cambios predominaron en la segunda mitad y el Xeneize enseguida tuvo su premio. El juvenil Alexis Messidoro recibió por el medio y con un derechazo arrasante puso el primer tanto a los 13 minutos.

Los dirigidos por el argentino Omar De Felippe no encontraron el rumbo y dos minutos más tarde recibieron otro golpe en el Bicentenario de San Juan. Cristián Pavón escapó por el medio y entre las piernas del arquero Esteban Dreer estiró diferencias.

Sobre el final Federico Carrizo quién volvió de su préstamo del Cruz Azul mexicano, sentenció de cabeza el 3-0 definitivo y así Boca obtuvo la Copa Cruce de Los Andes. Su próximo partido será el miércoles enfrentando a Racing en Mar Del Plata por la Copa de Oro.