El hallazgo fue producto de científicos japoneses y sería más rápido que el método utilizado en la actualidad que dura entre dos y seis horas.

Un grupo de científicos japoneses dio a concoer un nuevo test para detectar la presencia del virus del ébola en unos 11 minutos. El descubrimiento, significaría un notorio avance ya que superaría las pruebas actuales que tardan entre dos y seis horas, según informó la Universidad de Nagasaki.

Las pruebas fueron desarrolladas durante el mes de marzo,  en Guinea, donde se utilizó una muestra de 100 personas y se obtuvieron resultados altamente efectivos.

El método utiliza una sustancia que «amplifica solo los genes específicos del ébola encontrados en una muestra de sangre u otro fluido corporal». Si la persona es portadora del virus, la sustancia reacciona enturbiando el líquido y ofreciendo una confirmación visual del contagio en unos 11 minutos, precisó la agencia EFE.

Según lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi la mitad de las infecciones registradas de ébola de África Occidental se concentran en dos distritos ubicados en la frontera entre Sierra Leona y Guinea.

Hasta el momento, ascienden a 25.000 casos los portadores de la enfermedad y más de 10.000 muertos, según el último informe difundido por la Organización de las Naciones Unidas.