El ex jugador de la selección Argentina entró al salón de la fama del club italiano; provocando una enorme satisfacción en el ídolo.

Gracias a sus excelentes actuaciones, el «Batigol», tuvo un meritorio reconocimiento a su carrera profesional, ya que con la camiseta de la «Fiore» marcó más de 200 goles. Ayer por la tarde, en Florencia, se realizó un acto honorario, convocado por los dirigentes de la entidad, quienes tomaron la decisión de inmortalizar el apellido Batistuta en sus filas históricas.

Gabriel Omar logró la distinción a base de goles y sacrificio, para meterse de lleno en el corazón de la institución «Viola». Cuando se aproximó el momento de hablar, no pudo contener la emoción y rompió en llanto ante los presentes, y expresó con satisfacción: «Desde el principio quise entrar en la historia de la Fiore. Ahora lo he logrado».

Los hinchas de aquella localidad nunca van a olvidarse de Gabriel Omar Batistuta, tras provenir desde Boca Juniors, en 1991, anotó 207 conquistas con el «scudetto» en el Calcio; hasta marcharse a la Roma en el 2000.