El conjunto del sur de Italia lo superó 2-1 como visitante por la 37° fecha en la Serie A. El argentino llegó a los 33° tantos en el certamen y así su equipo desplazó a la Roma en el segundo lugar por dos puntos, quedando en zona directa de Champions League.

Napoli luego de perder el scudetto ante el enorme poderío de la Juventus, solo aspira a lograr el boleto directo a la próxima edición del máximo torneo a nivel clubes en Europa, sabiendo que si gana en la siguiente jornada logrará el objetivo en una temporada inolvidable del argentino.

Al comienzo del duelo el equipo de Maurizio Sarri realizó un juego ofensivo y enseguida se colocó al frente en el marcador. El eslovaco Marek Hamšík asistió a Gonzalo Higuian y el ex River con un derechazo cruzado puso el 1-0 a los 12 minutos alcanzando su 33° tanto en la liga (desde 1958-59 nadie había macado tantos goles, igualando al ítalo-argentino Antonio Valentí Angelito).

La visita no se conformó y luego de una gran acción elaborada aumentó cifras en Turín. Nuevamente el capitán Hamšík pasó al ataque, vio solo por el medio al español José María Callejón que la empujó a los 20 minutos.

Los dirigidos por Giampiero Ventura no supieron contrarrestar una presión asfixiante del rival y pareció que en cada ataque iba a recibir otro gol. En esta ocasión Higuian salió del área, le dio fuerte de lejos y el poste salvó la valla del arquero Daniele Padelli.

En la segunda parte los napolitanos despilfarraron varias ocasiones para aumentar y el Toro desniveló el encuentro. El capitán Giuseppe Vives metió un puso sensacional para el brasilero Bruno Peres que por encima de José Reina colocó el 2-1 aunque no le bastó al conjunto donde fue suplente el argentino Maximiliano López (sobre el final fue expulsado Vives).

Napoli recuperó el segundo lugar con 79 puntos, superando nuevamente a la Roma por dos unidades, que hoy goleó 3-0 al Chievo Verona. El próximo domingo recibirá al Frosinone ya descendido, sabiendo que si gana conseguirá el pasaje directo a la Champions League 2016/17.