Ney y Mbappé celebran al ser figuras en el triunfo agónico frente a los italianos

Los franceses lo vencieron 2-1 por los cuartos de final de Champions League que se juega en Portugal. Los italianos empezaron arriba con el gol de Pasalic pero a uno del cierre Marquinhos y en descuento Choupo-Moting le dieron el pase entre los cuatro mejores a la espera de Atlético Madrid o Leipzig.

Quizás la billetera no se reflejó en el campo de juego entre Atalanta y uno de los más poderosos de Europa como Paris Saint Germain, hasta el minuto 89 donde dos de sus estrellas despertaron dándole el triunfo agónico que lo deja con mucha expectativa de llegar a su primera final.

Luego del arranque la escuadra del alemán Thomas Tuchel generó una oportunidad clarísima de gol a través del brasilero Neymar pero el ex Barcelona increíblemente definió mal el mano a mano al minuto de juego.

Los italianos salieron del agobio y con sus armas a pesar de no poder parar al Diez rival, cortaron bien el juego en mitad de cancha con la visión panorámica de Alejandro Gómez, logrando pasar al frente en la primera acción fuerte. El colombiano Duván Zapata abrió rápidamente hacia Mario Pasalic y el croata metió el zurdazo a colocar a los 26 minutos.

Los franceses siguieron siendo dueños del balón aunque les faltó volumen de juego, fluidez, sorpresa en sus acciones de ataque con un Mauro Icardi solo arriba incómodo al salir de su zona de confort, pero en el cierre una salida en falso del oponente casi lo deja con el empate tras el remate del jugador surgido en Santos que no pudo batir a Marco Sportiello.

En la segunda parte los galos predominaron aún más en lo territorial, primero por necesidad de ir a empatarlo y segundo por un adversario que le regaló el balón y el ingreso de su goleador le dio frescura. El delantero Kylian Mbappé dispuso en poco tiempo de la chance de anotar, sin embargo el argentino ex San Lorenzo José Luis Palomino le tapó el tiro.

Sin embargo los de Gian Piero Gasperini no lo aguantaron y en el desenlace tiraron todo por la borda en cuatro minutos. En primer lugar el brasilero Marquinhos en el minuto 44 marcó el empate y en tiempo adicional el recién ingresado camerunés Erin Maxim Choupo-Moting sentenció el 2-1 en el Estadio Da Luz de Lisboa.

Paris Saint Germain que tuvo en el segundo tiempo a Leandro Paredes (Ángel Di María suspendido), se metió en semifinales para enfrentar a Atlético de Madrid o Leipzig el 18, llegando a esta instancia tras 25 años (cayó con Milán en 1995).