Modrid aplicó el golpe final del Merengue en Camp Nou

El Merengue lo derrotó 3-1 como visitante por la séptima fecha de la liga española. Valverde abrió el marcador, Fati lo emparejó pero Ramos y Modric le dieron el triunfo para ser líder y cortar cuatro años sin ganar en Camp Nou.

Un nuevo episodio en uno de los clásicos más importante tuvo otra página en la que el Real Madrid en un momento de “crisis” pudo vencer al “nuevo” Barcelona que sigue con las mismas dificultades que en ciclos anteriores que lo dejó nuevamente a la deriva en el inicio de la liga.

Los de Zinedine Zidane no tardaron en imponer su potencia en ataque y de entrada rompió el pronóstico. El goleador Karim Benzema filtró hacia el uruguayo que picó solo y metió un remate cruzado a los cinco minutos (primer oriental que marca en el clásico).

Sin embargo los catalanes enseguida contestaron tras la acción de una de sus nuevas figuras. El lateral Jordi Alba pasó al ataque y envió un centro por debajo al medio, del otro lado apareció Ansu Fati que venció al arquero Thibaut Courtois tres minutos más tarde (gol 400 del club en clásicos).

El ánimo creció en el elenco del neerlandés Ronald Koeman y el diez Lionel Messi se generó la chance de pasar al frente gambeteando a Sergio Ramos, luego sacando un fuerte remate que evitó el belga.

En la segunda mitad los catalanes volvieron a fallar tras un cabezazo de Philippe Coutinho que pasó cerca y el Merengue se encontró con un controvertido penal de Clément Lenglet hacia Ramos. Al capitán poco le importó y anotó el 2-1 parcial (quinto gol ante este rival).

Volcado en ataque en busca de la igualdad la visita encontró espacios y en el cierre lo iba a liquidar en el Camp Nou. El croata Luka Modric recibió de Rodrygo y definió de manera exquisita para sentenciar el 3-1.

Real Madrid suma 13 puntos en el certamen y es el único líder volviendo a ganar en este estadio tras cuatro años (2-1 en 2016), marcando tres goles como en 2007 (3-3) y pasando al frente en el historial 98-97.