El diputado nacional del Frente Renovador y economista Marco Lavagna consideró que «si las cosas se hacen bien», se puede tener un primer semestre con una aceleración en los precios y un segundo semestre «con una inflación que vaya bajando».

El hijo del ex ministro de Economía Roberto Lavagna consideró que actualmente la suba del costo de vida se encuentra entre el 30 y 35 por ciento, y advirtió que «se espera que en febrero haya una aceleración de la inflación de 3 puntos adicionales, por el ajuste de tarifas y en marzo por el inicio de clases», todo lo cual tendrá «un impacto en el bolsillo”

En diálogo con AM 950 Belgrano, el diputado dijo que «la clave es que el salario no pierda poder adquisitivo» y que no se caiga en el enfriamiento de la economía para hacer las correcciones, ya que a su criterio «es una receta que no sirve”.

Reflexionó que «esta aceleración de la inflación siempre afecta al que menos tiene”, y consideró que «si las cosas se hacen bien podemos tener un primer semestre con una aceleración de la inflación más elevado, y un segundo semestre con una inflación que vaya bajando».

“Hay medidas que nosotros hubiésemos tomado de manera más gradual, pero ya están tomadas las decisiones. Hay que ver el shock de medidas que generen un alivio en el bolsillo de la gente”, manifestó Marco Lavagna.

Por otra parte, remarcó que el tema del impuesto a las Ganancias “si bien es un importante, no le impacta a todo el mundo”, y señaló que hasta el momento «sólo el ajuste de tarifas significa un punto de caída del producto”.

“Faltan medidas que el gobierno tiene que tomar en materia económica, hay que esperar para ver cómo se realizan y qué resultados dejan”, concluyó.