La Vecchia Signora superó a Borussia Dortmund en Italia por 2-1 en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League, con el primer tanto convertido por el Apache. Luego Marco Reus empató, pero Álvaro Morata consiguió la ventaja para los locales de cara a la revancha en Alemania del 18 de marzo.

Aunque los primeros en mostrarse ofensivos fueron los de Jürgen Klopp, a los trece minutos convirtió el ex Boca tras la jugada de Morata que terminó con el remate contenido por el arquero Roman Weidenfeller, aunque el diez empujó el rebote.

Menos de cinco minutos duró la ventaja porque Reus estuvo rápido para robarle la pelota a Giorgio Chiellini tras el resbalón cuando estaba por despejar cómodamente, y luego no encontró oposición para el gol. El delantero español anotó el último gol a dos minutos del descanso, en una jugada similar a la del primer tanto salvo que esta vez fue Paul Pogba el que metió la pelota al área.

En el segundo tiempo ninguno de los dos equipos quiso arriesgar demasiado, por lo que casi no hubo jugadas de peligro, salvo una media vuelta de Tévez y un disparo abierto de Roberto Pereyra, así también como un remate de Ciro Immobile (surgido de la Juventus) que pasó por encima del travesaño.

En el mismo momento en Manchester, Barcelona superó al City por 2-1 con doblete de Luis Suárez y descuento de Sergio Agüero (Lionel Messi erró un penal en el final). Mañana a las 16:45h cerrarán los partidos de ida Arsenal vs. Mónaco y Bayer Leverkusen vs. Atlético Madrid.

La semana pasada había ganado Real Madrid por 2-0 en Alemania ante Schalke, mientras que Paris Saint Germain había igualado 1-1 de local con Chelsea, al igual que Basel con Porto. El partido entre Shakhtar Donetsk y Bayern Múnich había terminado sin goles.