El Matador levanta la primera Copa nacional en su historia y encima ante el Xeneize

El Matador lo superó 2-0 en Córdoba por la final de la Copa de la Superliga. Federico González y Lucas Hanson de penal le dieron el triunfo al conjunto que perdió la categoría y consiguió el primer título en su historia además de clasificar a la Libertadores.

Historia pura escribió Tigre esta tarde noche al vencer a un equipo poderoso como Boca que había llegado a la final con muchas dudas, el conjunto que nunca mereció descender por los malditos promedios volvió a imponer el juego vistoso que lo depositó en el partido decisivo ganando el torneo más importante para su gente.

Los de Gustavo Alfaro en el comienzo tuvieron un fútbol más directo, presionando bien arriba y por eso generaron la situación más nítida con el pase de Mauro Zárate hacia Darío Benedetto que se fue solo pero el poste le dijo que no.

Sin embargo esta vez la contundencia se presentó para el Matador y en su primera acción seria mostró la jerarquía. El ex Independiente Federico González por derecha pareció que iba a mandar el centro pero le pegó al primer poste sorprendiendo a Esteban Andrada al que se le escapó por debajo a los 24 minutos.

El elenco de Néstor Gorosito encontró resquicios con la desesperación del oponente y se topó con un penal tras la infracción de Carlos Izquierdoz sobre Lucas Hanson. El propio delantero ejecutó la pena máxima para el 2-0 pasada la media hora.

En la segunda mitad el Xeneize empujó como pudo, elaborando bastantes situaciones para aumentar aunque entre la mala puntería de Benedetto que rompió los postes y la buena labor del arquero Gonzalo Marinelli dejaron el resultado para los de Victoria que ganaron 2-0 en el Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Tigre logró el primer título de primera división en sus 116 años de vida en esta Copa de la Superliga y a pesar de perder la categoría en la pasada edición de la Superliga, podrá jugar la Copa Libertadores del año entrante.