El Xeneize empató 0-0 como visitante por la 23° fecha del Torneo Largo de Primera División. El encuentro fue muy pobre con pocos remates al arco y así siguen en la punta pero Newell´s podría quedar a una unidad si gana mañana, en la antesala del superclásico ante River que potencialmente también tiene chances de quedar a uno.

Boca bajó su rendimiento en los últimos partidos a pesar de no ceder nunca el liderato, dejando una pálida imagen en su visita ante Estudiantes, no solo por el resultado sino por un desempeño que fue magro para un equipo que pretende ser campeón.

En la primera parte el encuentro fue parejo con el Xeneize siendo un poco más criterioso en el traslado del balón pero nadie tuvo una situación nítida y solo sobresalió la parte extra futbolística cuando el entrenador Nelson Vivas estalló tras ser expulsado por un posible penal que a su criterio no le otorgaron.

La segunda mitad el León insinuó peligro con el ex Boca Lucas Viatri aguatando cada pelotazo e intentó con tiros lejanos de Sebastián Dubarbier, aunque el arquero Agustín Rossi jamás bajó la guardia.

Con voluntad y empuje el equipo de Guillermo Barros Schelotto fue a buscarlo ante un oponente retrasado, teniendo la más clara en los pies de Darío Benedetto que se la picó a Mariano Andújar, aunque Walter Bou no llegó y todo culminó 0-0.

Boca sigue puntero con 49 puntos, sin perder de visitante desde la primera fecha ante Lanús, aunque mañana Newell’s podría quedar a una unidad si supera a Independiente. El domingo enfrentará a River en la Bombonera que si lo vence y gana su encuentro pendiente quedaría una unidad por debajo.

Estudiantes lleva 41 unidades y llegó al cuarto empate consecutivo, aunque hace ocho no cae (no pierde en su casa con el Xeneize desde el Clausura 2012 por 3-0). Gimnasia como local será su rival en la fecha de los clásicos el sábado.