El seleccionado nacional dominó a su par colombiano durante todo el partido, pero no pudo plasmar su superioridad en el marcador. Así, debió ganarlo desde los doce pasos, con un Tévez que se tomó revancha y un Romero que volvió a cumplir en la lotería. Ahora, Brasil o Paraguay.

La selección Argentina debió esperar hasta los penales para sellar su clasificación a semifinales de la Copa América que se está disputando en Chile. Tras un 0-0 injusto, porque los de Martino jugaron mejor y convirtieron a Ospina en figura, los penales volvieron a sonreirle a la albiceleste que espera rival.

El primer tiempo tuvo dominio absoluto de los nuestros. Messi, Di María y Agüero eran las cartas en ataque, con Rojo atacando por la izquierda y Zabaleta subiendo por la derecha. Colombia, por su parte, esperó y se dedicó a cortar el juego con faltas duras y a sacar del juego a los hombres de Martino.

Pekerman sorprendió a los 24, cuando sacó a Teo Gutierrez por Cardona y se refugió aún más en defensa. Ospina, para el entretiempo ya era la figura, sobre todo por la doble atajada ante Agüero y Messi.

En la segunda parte, los nuestros siguieron presionando y generando peligro, aunque no con la constancia del primer tiempo. La entrada de Banega por Pastore le dio aire a la selección y mejoró de cara a los últimos minutos. Sin embargo, los penales parecían inevitables, sobre todo después de las innumerables chances que el palo y Ospina negaron.

Ya en la lotería, Argentina tomó la ventaja cuando Muriel erró el cuarto disparo y Lavezzi convirtió el suto. Luego, Biglia desperdició el quinto y definitorio y comenzó el desfile de pifias. En Colombia, Zuñiga (atajado) y Murillo (a las nubes) le dieron la chance a la albiceleste. Rojo la dejó pasar, pero Tévez, el Apache, se tomó revancha y la mando a guardar.

5-4 final en los penales para pasar a semis y esperar al que gane de Brasil-Paraguay.